Skip to content

“Magdalene”. FKA Twigs

Un largo paréntesis de cinco años ha sido necesario para que FKA Twigs, uno de los proyectos musicales más interesantes aparecidos durante esta década, vuelva de la mano de su alma mater Tahliah Barnett. Una pausa demasiado larga, sobrevenida por un bloqueo creativo del que da buena cuenta a lo largo de un disco surgido como consecuencia de una traumática experiencia vital.

Trabajo que por temática, e incluso por sonido en ciertos pasajes del mismo, recuerda a la bella desolación de los paisajes sonoros del “Vulnicura” de Björk y en el que han trabajado productores de primera fila como el chileno Nicolas Jaar Oneohtrix Point Never y Skrillex.

Canciones de profunda intensidad que tienen mucho de desgarro y que hablan, con palabras y sin ellas, de fragilidad y vulnerabilidad, en las que a pesar de que apenas se encuentran melodías en ella, consiguen alcanzar la categoría de memorables gracias a la cuidada elección de sonidos y los amplios registros vocales de la cantante.

Magdalene es un disco triste y hermoso, creado a partir de ese a menudo fértil terreno creativo que suelen ser las épocas más difíciles y que va más allá de ser una simple colección de canciones. Un trabajo que quizás no alcanza la excelencia del debut del grupo, o que quizás necesita de una escucha más sosegada para extraer todo lo que en él reside, pero que sin duda puede servir como punto de partida para retomar esas grandes expectativas que su disco de debut prometía.

“Magdalene”, FKA Twigs (Young Turks) 11.99 CD, 19.99 Vinilo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies