Skip to content

Obsesión Fatal. Rock y compromiso

La banda “Obsesión Fatal” vuelve a subirse a los escenarios para presentar “Tiempos Revueltos”, cuarto álbum de doce temas de rock and roll acelerado, eléctrico y contundente en el que se incluye el tema “100 Años de Pasión”, compuesto para el centenario del Barakaldo CF y que ha quedado como himno oficial del club. Grabado en los Estudios Chromaticity, cuenta además con numerosas colaboraciones. Charlamos con ellos para saber más del mismo.

“Tiempos Revueltos” es el cuarto disco de una ya larga trayectoria de quince años como grupo, ¿qué queda de aquellos inicios en lo que la banda es hoy día en cuanto a actitud, estilo e inquietudes?
Sobre todo quedan las ganas, la actitud y el compromiso de hacer cada concierto y cada disco mejor que el anterior. En 15 años pasan muchas ideas por la cabeza y cambian los gustos. No teníamos el mismo criterio musical cuando empezamos con la banda con 17 añitos que ahora con 32, pero sigue vigente nuestra actitud y filosofía contestataria y punk.

¿Cómo es el proceso de creación de las canciones? ¿Alguien dentro del grupo tiene un peso especial en las letras de las mismas?
Las canciones a nivel musical nacen de las ideas que trae al local de ensayo cada miembro de la banda, se juntan todas y se va desarrollando la música de cada tema. Una vez construida la canción musicalmente hablando, Sopli se encarga de darles vida con letras que varían en temática, buscando siempre entre todos un consenso.

A día de hoy el público mayoritario parece estar más centrado en el lado más lúdico de la música que en el uso que de la misma se hacía en décadas anteriores en la que las letras de fuerte contenido social y político parecían contar con mucha mayor repercusión, ¿habría resultado más sencilla vuestra carrera como músicos en caso de haber nacido veinte años antes?
La gente hoy día está más interesada en artistas que cantan mensajes vacíos que en mensajes contestatarios y reivindicativos. Es algo que ha habido siempre, pero en estos últimos años afloran a millares. Ven lo que la tele les da. Están adoctrinados, les da igual que les estén reduciendo sus derechos a todos los niveles. Tienen un desencanto total por todo lo relacionado con la política, en parte lógico, pero ese pasotismo va a abocarles a un futuro muy negro. Se le están poniendo muchísimas trabas a la escena musical alternativa a pesar de que salen bandas de mucho nivel y muchos bares, salas y gaztetxes dan salida a que esas bandas puedan exponer su material en directo. Pero ese decreto del Gobierno Vasco que limita a un concierto mensual por local va a hacer muchísimo daño a las bandas locales. También existe el problema de que se sigue contratando a las mismas bandas de siempre para todos los festivales, con lo que no se da la oportunidad al resto de llegar a un gran público.

Vivimos tiempos de extrema corrección política, acrecentada además por el uso de redes sociales, en los que un simple mensaje incómodo puede ocasionar un alud de indignación y que ha llevado a lo que el escritor Juan Soto Ivars define como “post censura”, ¿Asumís el riesgo que supone tomar parte en vuestras letras ante situaciones sociales injustas?, ¿A quién creéis que vuestras canciones podrían molestar?
Estamos llegando a niveles de censura parecidos a épocas dictatoriales. Que haya raperos o actores que estén a la espera de juicio o exiliados por el simple mensaje de sus letras o declaraciones, demuestra que se está coartando la libertad de expresión por completo. Nuestras letras son molestas, porque narramos situaciones cotidianas, en muchos casos injustas, situaciones cuyos responsables tienen nombre y apellidos. Aunque nos cueste estar vetados en ciertos lugares y medios, no vamos a dejar de hacerlo. Es lo que sentimos y es lo que queremos expresar con rabia en nuestras canciones.

¿Qué planes le deparan a la banda para el futuro?, ¿Es vuestro objetivo convertir el proyecto de Obsesión Fatal en vuestra principal actividad profesional?
Seguir tocando y publicando discos. Es lo que más nos llena. Ir conociendo lugares y gente nueva que se sienta identificada con nuestra banda y con su mensaje. Cada uno tenemos nuestro propio trabajo y la banda es nuestra válvula de escape. Si viviéramos de ello seguramente no nos dejarían transmitir el mensaje que queremos dar, nos coartarían para dar uno más comercial y ya no sería lo mismo, como ha pasado con muchas bandas de rock.

“Tiempos revueltos”, Obsesión Fatal. CD 5,95 Euros, vinilo 11,95 Euros.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies